Con la llegada del verano, mucha gente elige diversos destinos para viajar y aprovechar sus vacaciones al máximo. Pero no mucha gente quiere hacer un parón en sus actividades deportivas diarias, aunque esté a miles de kilómetros de su gimnasio de confianza. Para muchos, la única solución es hacer deporte “outdoor” o realizar ejercicios en casa. Esto no ocurre con la gente inscrita en gimnasios que pertenecen a una franquicia. La gran mayoría tiene la opción de dar acceso a sus integrantes en cualquier gimnasio del territorio nacional. Pero, ¿con que otras ventajas cuenta sobre los gimnasios de barrio?

 

  • Los precios: Hoy en día existen muchos centros que se suman al “low cost” y los precios siempre suelen ser más bajos que los gimnasios de barrio. Por otra parte, suelen vender bonos de sesiones lo que puede atraer a más clientes.

 

  • Las actividades: Tanto el número de actividades como la diversidad de las mismas es mucho mayor en los gimnasios franquiciados. El nivel de inversión de una franquicia suele ser más elevado que en los de barrio. Por otra parte, la gestión de las actividades que se van a realizar gracias a un buen software siempre ayuda a la compresión del cliente.

 

  • El horario: No es raro ver gimnasios que abren las 24h del día, domingos y festivos. Este tipo de horario es más fácil de llevarse a cabo en gimnasios en los que hay mucha actividad y suficientes monitores.

 

  • Equipamiento: Es importante resaltar que no solo es una cuestión deportiva sino también de la moda. Es decir, los ejercicios y las actividades son más y menos populares en el tiempo por lo que si un gimnasio cuenta con las máquinas o equipamiento para realizar las actividades que más de moda están puede generar más clientes.

 

software-

Tras esta lista, es imprescindible resaltar que los gimnasios franquiciados no son esencialmente mejores que los gimnasios de barrio, puesto que estos últimos destacan en otros ámbitos como en el trato individualizado entre otros. Nuestro software de gimnasios está diseñado para poder adaptarse a cualquier tipo de gimnasio ya que no existen gimnasios grandes o pequeños, sino gente con ganas de cumplir su sueño.